Los calares del río mundo: el reino del agua

Ya había visitado anteriormente el parque natural de los calares del río Mundo y la sima, y aunque ya me gustaba, nunca lo había visto tan espectacular como ahora. Según cuentan las gentes del lugar lleva meses sin parar de nevar y llover, y claro, el agua brota por todas partes. Es un autentico espectáculo, hay arroyos y cascadas por todas partes, a lo largo y ancho  de la sierra.

Riopar-10        Riopar-11

La laguna de cotillas es un lugar muy pintoresco, que estaba a rebosar de agua. Hasta las mesas de picnic que rodean la laguna estaban anegadas.

Riopar-7   Riopar-3

Donde normalmente el agua se escapa tranquilamente por las esclusas nos encontramos una autentica catarata.

Riopar-6

Desde aquí a cotillas se puede ir por una pista de tierra bastante decente, desde donde se observa un bosque en plena forma. Y a pesar de que la primavera aún no ha llegado a este rincón, ya se ven asomar multitud de prímulas y campos llenos de narcisos. También se veian rosetas de orquideas listas para florecer en cuanto las temperaturas den tregua (todavia se rondan los cero grados por la noche).

Riopar-9   Riopar-15

Otro rincón pintoresco es Riopar Viejo, situado sobre un escarpado monte. Este poblado se deshabitó hace algunos años, y hoy está rehabilitado para el turismo rural. Muy llamativo el cementerio que existe sobre las ruinas de su castillo árabe, y que tiene las mejores vistas que uno podría desear para tan largo descanso.

Riopar-5

Otra de las cosas de las que puede presumir esta comarca es de la absoluta limpieza de su cielo, alejado de cualquier contaminación lumínica. La luna me hizo el favor de iluminar la antigua iglesia del pueblo para la ocasión.

Riopar-12

Una sorpresa agradable fue el Centro de educación ambiental  “La Dehesa” ( http://www.cealadehesa.es/ ) . Se nota mucho cuando la gente está comprometida con su trabajo, y este es un buen ejemplo. Se trata de un centro donde se ha recreado el hábitat de diversas especies de fauna ibérica. Nada que ver con un zoo (de los cuales soy declarado enemigo) sino de un lugar donde los animales están en condiciones muy dignas, y totalmente volcado a la educación y concienciación ambiental especialmente de los niños (que son nuestra última esperanza en cuanto al medio ambiente se refiere). La experiencia de poder ver a los lobos ibéricos (Canis lupus signatus) es inolvidable.

Riopar-14

Y por último no podía faltar la visita estrella: los chorros del río Mundo, que lucen como nunca, con un caudal que impresiona, y que dificultó muchísimo la tarea fotográfica, porque el objetivo no duraba limpio ni el tiempo de encuadrar.

Riopar-16

Y no solo aquí, sino que está salpicado de pequeñas cataratas a lo largo del camino que lleva a los chorros.

Riopar-17

En resumen, una visita que merece muchísimo la pena, y que en estos días rebosa agua y verdor, esperando que llegue la primavera.

Riopar-19

Esta entrada fue publicada en Ignacio Perez Bayona y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Los calares del río mundo: el reino del agua

  1. pedropulido dijo:

    Muy buen reportaje Ignacio. Me gusta, especialmente la nocturna y la cascada. Después de leerlo y ver las fotos apetece ir a visitarlo.

  2. J.A Nicolás dijo:

    Enhorabuena Nacho. Me gusta el reportaje, en especial la nocturna de la iglesia y la del lobo por la expresión que le captaste. Impresionante la cantidad de agua que lleva el río Mundo. Enhorabuena también a tí y los compañeros que han diseñado la página, os ha quedado muy bien. Un saludo y que la inspiración nos acompañe.

  3. ignaciopb dijo:

    Gracias Nico. A ver cuando salimos por ahí a hacer unas fotos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *