Buscando el origen

Desde que empece a fotografiar siempre había sitios que consideraba mágicos. Sitios que veía en las imágenes de expertos fotógrafos y que pensaba que tenían una magia especial. Con el tiempo, he ido visitando algunos de esos lugares y cumpliendo sueños, y constatando que, efectivamente, algunos de esos sitios son pura magia.

En este caso se trata de la Costa Quebrada, una franja de acantilados que se asoman al mar Cantábrico que los erosión incansable. En la imagen podemos ver el Urro Manzano, que tras haberlo visto incontables veces a través de la lente de los demás, por fin pude captar con mi propia cámara, y lo que es mas importante, contemplarlo desde el acantilado durante una eternidad, mientras el sol se marchaba. Pura Magia. Uno de esos sitios que están en el origen de mi obsesión por fotografiar paisaje e intentar mostrarle a los demás lo sobrecogedor de la naturaleza.

Se quedaron muchas fotos por hacer, no tuve el tiempo que esa localización se merece, pero tiene fácil solución: volveré.

Tomada con Canon 5D MkIII + 17-40

Espero que os guste, un saludo.

 

Esta entrada fue publicada en Ignacio Perez Bayona, Inicio y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *